Las alergias: un trastorno en crecimiento

Las alergias afectarán en veinte años a la mitad de la población europea. Se estima que hoy ya padece este problema el 20% y es una cifra que va en aumento en los países occidentales.

Uno de los grupos de alérgenos más frecuentes es el de los pólenes, especialmente presentes en primavera.


¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

Seguro a que ya lo sabes, pero no está de más recordar la definición. La conjuntivitis alérgica es una inflamación de la conjuntiva provocada por la presencia de ciertas sustancias (alérgenos) consideradas nocivas por el sistema inmunitario. Éste libera histaminas como mecanismo de defensa, desencadenando los síntomas. En la mayoría de los casos el proceso alérgico deriva en rinitis y conjuntivitis alérgica, cuyo tratamiento se realiza con antihistamínicos.


¿Qué puede aportar el óptico a un paciente con conjuntivitis alérgica?

En pacientes con una conjuntivitis alérgica leve, el óptico puede, tras evaluar el estado del ojo, aliviar los síntomas oculares durante el tiempo que dure la exposición al alérgeno.

Es recomendable primero conversar con el paciente sobre las molestias oculares que experimenta (anamnesis). En el caso de conjuntivitis alérgica suelen aparecer estos síntomas: ojo rojo, picor, ardor, lagrimeo, hinchazón, sensación de cuerpo extraño y fotofobia. A continuación se debe observar el segmento anterior del ojo con la lámpara de hendidura.


Qué recomendar

Nuestra propuesta es simple: lavados oculares frecuentes + gotas humectantes sin conservantes + toallitas limpiadoras.

Es conveniente recomendar el lavado ocular frecuente para retirar los alérgenos y proporcionar alivio y frescor. Se debe utilizar un baño ocular como Acuaiss Baño ocular, que respeta el pH y la tonicidad de la lágrima y que, gracias a su contenido en ácido hialurónico, a la vez aporta hidratación. Esta necesidad de alivio es importante sobre todo cuando los antihistamínicos empiezan a perder su efecto y no ha pasado tiempo suficiente para aplicar una nueva dosis.

Si aparecen legañas se pueden recomendar también toallitas limpiadoras, como Acuaiss Toallitas, para su retirada.

Además es aconsejable el uso de gotas humectantes con ácido hialurónico y sin conservantes, como Acuaiss Gotas humectantes (en monodosis) o Disop Zero Gotas, que arrastran los alérgenos del saco conjuntival e hidratan la superficie ocular. Esto es muy beneficioso, sobre todo porque los antihistamínicos pueden provocar sequedad ocular y hay situaciones en que no se puede aplicar un baño ocular (en la calle, en el lugar de trabajo, etc).

Publicado: 12 de Abril de 2016