Publicado: 30 de Marzo de 2016

En Optica Villasan de Hortaleza adaptamos lentes de contacto rígidas y gas permeables desde hace mas de 30 años.

Cuando alguien viene preguntando por unas lentes de contacto, generalmente, se refiere a unas lentes de tipo blandas ya que las lentes rígidas permeables a los gases están mucho menos introducidas en la conciencia de las personas. Las lentes de contacto permeables a los gases han mejorado mucho a lo largo de los años, ya no son como las primeras lentes rígidas compuestas por PMMA, que no deja pasar las cantidades de oxígeno necesarias para un confort y una salud ocular buena. Ahora, además de muchos otros elementos, cuentan en su estructura con materiales que permiten una buena oxigenación ocular.Ya sea por falta de información o por ignorancia, se tiende a pensar que son mucho menos confortables, o peores, que otro tipo de lentes. Pero, como casi todo, las RGP tienen sus pros y sus contras.Si las comparamos con las lentes de contacto blandas veremos que, en muchos aspectos, son más beneficiosas.Por un lado las lentes de contacto rígidas permeables a los gases no llevan en su estructura agua, consiguiendo así que se adhieran muchas menos partículas y depósitos que en las lentes blandas. Y por lo tanto ofreciendo varias mejoras: la mencionada y que es mucho más sencillo su mantenimiento y su limpieza.Por eso las lentes de contacto permeables suelen tener una larga vida, sin contar el caso de que sea necesario un cambio en la graduación de la persona , si se limpian y se mantienen de forma adecuada.Como su nombre indica, trasmiten una considerable cantidad de oxígeno, más que una lente blanda convencional, aunque es cierto que hay algunas lentes blandas que consiguen compararse con las RGP en cuanto a transmisión de oxigeno.Como las lentes son rígidas (su estructura no es tan flexible como las lentes blandas), se deforman menos con el parpadeo, y por lo tanto, ofrecen una mejor calidad en la visión. Las personas que portan RGP suelen referir una mayor nitidez que con lentes blandas.Las RGP tampoco se rompen fácilmente, hay que ser hasta cierto punto cuidadosos con las lentes blandas para que no se rasguen durante su manipulación (sacarla del bote, ponérselas, quitárselas..) y por tanto queden inservibles.Por supuesto una lente rígida si cae al suelo o se pisa también se puede dañar o romper, pero es más complicado que se rompa durante su uso diario.El inconveniente es que necesitan un periodo de adaptación. Podemos estar completamente cómodos con nuestra lente blanda al primer día de su uso, pero en el caso de las lentes rígidas, necesitamos usarlas constantemente para que sean confortables, si dejamos de usarlas durante una semana puede que al volver a ponérnoslas no estemos a gusto.Son caras en un principio, pero si las cuidamos bien puede que lleguen a ser más rentables que unas lentes blandas, ya que pueden durar años. Necesitan mas cuidado que una lente blanda para que compense invertir en ellas.Su tamaño es menor que el de una lente de contacto blanda, por tanto es más fácil que se desprendan del ojo durante una actividad deportiva, o un movimiento excesivo; aunque es raro que esto ocurra puede pasar.Las lentes rígidas permeables a los gases están aconsejadas en:-Astigmatas, ya que al no ser la cornea redonda proporcionan una mejor visión que una lente blanda. Son lentes que se piden por encargo y por lo tanto se adaptan, casi perfectamente, a la cornea del paciente-Presbitas: ya que hay una gran variedad de diseños multifocales y bifocales.-Queratocono: como parte del tratamiento-Después de una cirugía refractiva-Para Orto-k: durante el sueño para moldear la cornea como fin de una mejora en la visión del paciente