Escríbenos Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Progresivos u ocupacionales ?

Publicado: 4 de Abril de 2019

Ocupacionales VS progresivas: ¿Presbicia o entorno digital?

Si trabajas muchas horas enfrente del ordenador y notas fatiga visual, tienes dolores de cabeza y a última hora del día ya no consigues ver bien las letras, lo más probable es que necesites unas lentes ocupacionales que te generen confort en la lectura en distancia cercana e intermedia. ¡Ojo! Este tipo de lentes no se corresponden a las que utilizaríamos para la vista cansada o presbicia, que serían las progresivas.

De hecho, es posible necesitar ambos tipos de lentes. Por ejemplo, en el caso de que se trate de una persona présbita, se pueden recomendar unas gafas ocupacionales para la oficina, ya que, ahí dentro, lo que menos necesita es una visión de lejos precisa, pero sí unas gafas que aporten confort y relax visual en ese entorno más próximo.

¿Por qué debemos elegir unas gafas ocupacionales en vez de unas de lectura? Porque en la oficina no solo enfocamos una distancia, si no varias, como el ordenador, que estará a unos 60-80 centímetros, o el papel para escribir, que estará a unos 40 más o menos. Con las gafas ocupacionales la visión será cómoda a todas las distancias próximas y nos permitirá tener un campo visual muy amplio en distancias medias y cercanas.

Sin embargo, las gafas de lectura solo nos sirven para las distancias muy cortas, para leer, de ahí su nombre. Así es que nos ayudan a ver bien los textos y las imágenes; pero si intentamos mirar con ellas la pantalla del ordenador, necesitamos acercarnos a la pantalla (60-80 cm), que está más lejana que el texto de lectura (40 cm) adoptando una postura perjudicial para el cuello y la espalda.

Además, con las lentes ocupacionales el campo de visión lateral será muchísimo más amplio que con cualquier progresivo, independientemente de su calidad, porque así es su diseño: específico para reforzar la visión a distancias intermedias y cercanas. La profundidad de campo, es decir, la capacidad de ver nítidas todas las distancias en visión próxima e intermedia, pese a ser similar a lo de los progresivos, resulta más cómoda para el usuario por la zona de la lente más grande destinada a estas distancias visuales.

Además, todas las lentes incorporan tratamientos antirreflejantes para poder ver con nitidez y sin reflejos en ambientes con luz artificial e incluso, los diseños más innovadores incorporan también lentes con tratamientos que filtran la luz azul que emiten las pantallas de los dispositivos electrónicos.


haz clic para copiar mailmail copiado