Publicado: 29 de Marzo de 2016 a las 16:39

La Orto-K es un tratamiento que ofrece la posibilidad de obtener una buena visión durante el día sin necesidad de someterse a cirugía ni utilizar gafas ni lentes de contacto, tras utilizar las lentes únicamente durante la noche mientras se duerme. Es un sistema ideal para deportistas, trabajos en ambientes de polvo o personas que no puedan utilizar gafas ni L.C. en régimen diario de uso convencional.

La Orto-K es un tratamiento seguro y reversible que mediante la adaptación de unas lentes de contacto gas permeable logra reducir la graduación del paciente de forma temporal moldeando la superficie corneal. El tratamiento es reversible gracias a que la estructura corneal es plástica y moldeable de manera que al interrumpir el uso de las lentes los cambios inducidos vuelven a recuperar su estado inicial.

Otra de las ventajas de la Orto-K a largo plazo es el posible efecto de control de la evolución de la miopía en personas jóvenes, aunque es un efecto que no se puede predecir en que grado puede reducirse el avance de la miopía


La ortoqueratología ofrece la posibilidad de obtener una buena visión sin la necesidad de someterse a cirugía ni de utilizar gafas ni lentes de contacto durante el día, utilizando las lentes únicamente durante la noche mientras se duerme.

La ortoqueratología es un procedimiento no quirúrgico que utiliza lentes de contacto rígidas permeables a los gases (RPG) durante el sueño con el propósito de reducir temporalmente los defectos refractivos, básicamente la miopía.

Es un tratamiento reversible y seguro mediante el que se logra reducir la graduación que presenta el paciente de forma temporal modificando su curvatura corneal.

Las lentes ortoqueratológicas están diseñadas de manera personalizada a partir de una topografía corneal para aplanar, progresiva y sistemáticamente, la superficie central de la córnea.

Estas lentillas no "aprietan" ni "aplastan" la córnea, sino que consiguen modificar la curvatura gracias a las fuerzas hidrodinámicas que se generan entre la córnea y la lente de contacto, espacio que siempre debe estar relleno de lágrima.

A diferencia de los procedimientos quirúrgicos el tejido corneal no sufre incisiones ni vaporizaciones por rayos láser.

El procedimiento resulta más eficaz para las prescripciones dentro de un determinado rango de graduaciones. Existen factores a tener en cuenta como la rigidez de la córnea, aspectos relativos a su forma, así como la capacidad que demuestre el individuo para usar lentes de contacto que pueden contraindicar su uso.

Una consulta y un examen minuciosos determinarán si la ortoqueratología es la técnica adecuada para un individuo en particular.



Después del tratamiento y alcanzar el máximo resultado, se deben seguir utilizando las lentes continuamente. Hay pacientes que necesitan usarlas cada noche, y otros que cada dos o tres noches. De no mantener su uso, la córnea volverá a su forma original, y por tanto recuperar las dioptrías que tenía antes de iniciar el tratamiento.

Ventajas de la ortoqueratología

  • Libertad visual durante el día (ni gafas ni lentillas).
  • Reversible.
  • Segura.
  • Puede detener la progresión de la miopía.
  • Se puede realizar a cualquier edad.
  • Óptima para realizar actividades deportivas.
  • Alternativa en casos donde no es posible efectuar una adaptación de lentes de contacto debido a una mala calidad lagrimal.
  • Soluciona los inconvenientes del uso de lentes de contacto o las gafas en ambientes no propicios.
  • Permite el uso de gafas de sol convencionales.